Obstetricia
27.11.16

Vacuna antigripal : protegiendo al bebé

Aplicarse la vacuna inyectable contra la gripe es el primer y más importante paso en la protección contra la gripe.

La embarazada debe conocer que frente a la gripe pueden beneficiarse de la acción protectora de la vacuna tanto ella como su hijo. La vacunación frente a la gripe sigue siendo uno de los pilares fundamentales en la prevención de la infección gripal y sus consecuencias
En la embarazada hay que contar también con la protección del recién nacido, especialmente vulnerable a la gripe ya que nace sin la inmunidad protectora y no puede beneficiarse del efecto de la vacuna hasta que tenga 6 meses o más, por lo que el efecto de la vacunación contra la gripe en el embarazo protegerá durante los primeros meses también al recién nacido.
Al vacunarse contra la gripe, su cuerpo empieza a desarrollar anticuerpos que la ayudarán a estar protegida contra la gripe. Los anticuerpos pasan al bebé durante la gestación y lo protegerán hasta los 6 meses después del nacimiento. Esto es importante, ya que las vacunas no son efectivas en bebés menores de 6 meses. Los bebés de esta edad no tienen suficiente respuesta inmunológica, por lo tanto no pueden recibir la vacuna contra la gripe hasta que tengan 6 meses de edad. Durante la lactancia los anticuerpos también pasan al bebé a través de la leche materna.
En la gestación debe administrarse la vacuna inactivada (la atenuada esta formalmente contraindicada) en cualquier trimestre de gestación según CDC.
Hasta el momento no hay descrito ningún efecto adverso tras la vacunación ni para la embarazada ni para el feto, por lo que la recomendación de la vacuna a la embarazada es firme: deben ser vacunadas frente a la gripe.
La vacuna antigripal esta contraindicada en personas con alergia al huevo, con hipersensibilidad a las proteínas del huevo o que hayan tenido una reacción alérgica severa a una vacunación anterior con la vacuna de la gripe
Hay dos clases de vacunas contra la gripe: la inyectable (con aguja) y la otra en forma de spray nasal. No se recomienda administrar la vacuna contra la gripe en forma de spray nasal (o LAIV) a embarazadas.
La embarazada debe figurar en el grupo más prioritario de recomendaciones de vacunación anual de gripe por el elevado riesgo de complicaciones graves, aumentado en el caso de que presente algún otro tipo de enfermedad . La gripe en el embarazo es responsable de una importante morbimortalidad
Los principales efectos adversos de la infección materna por el virus gripal son, no tanto infecciones del feto como complicaciones funcionales relacionadas con parto prematuro, niños de bajo peso, menor desarrollo según edad gestacional, muerte o parto urgente por cesárea.
La inmunogenicidad esperada en la vacunación a la embarazada es semejante a la observada en las no embarazadas, tanto en la capacidad de producir anticuerpos protectores como en la de seroconversión.
Los datos disponibles sugieren que la vacuna es efectiva en la reducción tanto de la enfermedad febril respiratoria (36%) como de la mortalidad materna por enfermedad respiratoria. Asimismo, la vacuna protege al feto y al recién nacido de los efectos de la gripe, reduciendo la infección gripal confirmada por laboratorio en los neonatos, con rangos que oscilan entre el 36 y el 92%.
Desde el punto de vista de la seguridad no se ha observado ningún aumento de efectos adversos de la vacuna ni en madres ni en niños en comparación con las no embarazadas.
Tampoco existe ningún tipo de complicaciones durante el embarazo ni en el recién nacido de madres vacunadas con la vacuna triple inactivada .
Algunas sociedades científicas recomiendan la vacunación antigripal al entorno familiar cuando existan lactantes menores de 6 meses de edad con factores de riesgo.
LA OMS ABOGA ENERGICAMENTE POR LA VACUNACION ANTIGRIPAL DE LAS EMBARAZADAS, CONSIDERANDOLA SEGURA Y RECOMENDADA POR LA VULNERABILIDAD A LA GRIPE DE MADRES Y RECIEN NACIDOS
El mensaje final es sencillo:
La gripe produce efectos más graves en la embarazada que en la no embarazada.
La vacunación de la embarazada disminuye el riesgo de gripe y sus complicaciones, protegiéndola a ella y a su recién nacido hasta los 6 meses de edad.
Saber más