Obstetricia
09.09.18

Prevención de la Listeriosis en la embarazada

La Listeriosis es una enfermedad infecciosa, potencialmente grave, provocada por una bacteria: Listeria Monocytogenes.
En la embarazada es 20 veces más frecuente que en la población general, los cambios hormonales del embarazo, se asocian a una disminución de la inmunidad , sobre todo en el tercer trimestre .
Esta bacteria está ampliamente distribuida en la naturaleza y es resistente a condiciones extremas que otras no toleran :
º puede multiplicarse con refrigeración superior a 4º C
º resiste la congelación a -18º C
º soporta condiciones de alta salinidad y acidez

Todo ello favorece su proliferación y la contaminación de algunos productos de la cadena alimentaria.

¿Cómo se contagia?

A travéz de la ingestión de la bacteria, que puede contaminar aguas, vegetales, productos lácteos, carnes y otros alimentos. Presenta cierta estacionalidad , con mayor incidencia en verano.

¿Cuándo y qué síntomas produce?

Solo el 29 % de las embarazadas tienen síntomas. Los síntomas pueden aparecer al cabo de días o semanas, tiene una incubación variable de 1 a 90 días . Son parecidos a un cuadro gripal: fiebre, cefalea , dolores musculares, síntomas digestivos....., si bien podría dar sintomatología más grave o ser asintomática.

¿Cuál es el riesgo para el feto y el recién nacido?

La Listeria tiene gran capacidad para infectar al feto a través de la placenta, incluso en embarazadas asintomáticas , pudiendo provocar abortos, muertes fetales o partos prematuros. Los bebés infectados intraútero pueden presentar al nacer síntomas graves, como sepsis y meningitis y fallecer o quedar con secuelas neurológicas. Algunos desarrollan la sintomatología días o semanas tras el nacimiento.
Actualmente existe un incremento de los casos de listeriosis neonata, probablemente relacionado con cambio en los hábitos nutricionales y el procesamiento de los alimentos. La incidencia ha subido de un 0,2 a un 0,8 por cada 1000 partos .

PREVENCIÓN

La Listeria es un microorganismo resistente al calor y al frío. que se multiplica activamente a temperaturas entre 4 y 45 º C. Las temperaturas más bajas enllentecen su crecimiento , pero la congelación no la destruye. La Listeria únicamente se destruye a temperaturas elevadas , mayor de 50ºC. La Listeria puede sobrevivir en alimentos conservados en sal.

Aspectos higiénicos

º Lavarse bien las manos antes y después de manipular alimentos, y después de ir al baño, cambiar pañales o realizar trabajos de jardinería u horticultura.
º Limpiar bien superficies y utensillos de cocina con agua caliente y jabón , o en el lavavajillas, especialmente si han estado en contacto con alimentos crudos.
º Separar los alimentos crudos de los cocinados y nunca volver a depositarlos sobre las mismas superficies.
º Limpiar regularmente la nevera con agua caliente y jabón, eliminando los líquidos derramados donde la bacteria prolifera y contamina otros elementos. Preferentemente emplear guantes desechables y siempre lavarse bien las manos posteriormente.
º Lavar cuidadosamente los vegetales , especialmente los que se consumen crudos, incluso los embolsados prelavados y las semillas terminadas. Para más seguridad sumergirlos durante 20 minutos en agua con 2 gotas de lejía (sin jabón) por litro de agua y aclararlos posteriormente.

Aspectos culinarios

º Ajustar, si es posible , el termostato de la nevera a 4ºC o inferior y del congelador a -18ºC
º Cocinar completamente las carnes crudas a una temperatura que alcance los 75ºC en su interior ( ha de emitir vapor caliente). Si se recalientan observar la misma norma .
º Consumir los alimentos cocinados lo antes posible, nunca más allá de las 2 horas si no han estado guardados en nevera o congelados.
º Evitar recalentar en el microondas los alimentos preconizados, ya que algunas zonas pueden no alcanzar la temperatura suficiente para destruir la bacteria.
º Descongelar los alimentos en la nevera o en el microondas, no a temperatura ambiente.
º Respetar los períodos de caducidad de los alimentos.

ALIMENTOS QUE DEBE EVITAR LA EMBARAZADA

º LECHE CRUDA NO PASTEURIZADA
º QUESOS BLANDOS ( feta, brie, camembert, azules , burrata.......) salvo que en la etiqueta lleve escrito que está elaborado con leche pasteurizada.
º FIAMBRES , EMBUTIDOS, SALCHICHAS CRUDAS O PRECOCIDAS (frankfurts) salvo que se cocinen de nuevo a altas temperaturas.
º PESCADOS O MARISCOS CRUDOS O AHUMADOS (salmon ahumado, sishi- sashimi....)
º PATES refrigerados no enlatados
º HELADOS CREMOSOS ( solo helados hechos con leche pasteurizada)
º VEGETALES EN CRUDO (incluidas frutas, ensaladas en bolsa y semillas germinadas) sin lavado minusioso previo.