Obstetricia
15.03.20

Mensaje para las embarazadas

El 31 de diciembre de 2019, la Comisión Municipal de Salud y Sanidad de Wuhan (provincia de Hubei, China) informó sobre un grupo de 27 casos de neumonía de etiología desconocida, incluyendo siete casos graves, con una exposición común a un mercado mayorista de la ciudad de Wuhan. El primer caso empezó con fiebre, tos seca, disnea y hallazgos radiológicos de infiltrados pulmonares bilaterales el 8 de diciembre de 2019. El 7 de enero de 2020 se identificó como agente causal del brote a un nuevo coronavirus, el SARS-CoV-2. La enfermedad causada por este nuevo virus se ha denominado por consenso internacional COVID-19.
Según las evidencias actuales se calcula que el período de incubación es de 5 días (rango de 2-14 días). La enfermedad afecta principalmente a personas de entre 30 y 89 años, siendo muy poco frecuente entre los menores de 20 años. La tasa de letalidad se estima aproximadamente en el 1% (IC 95% 0,5-4%), con cifras superiores en China y menores en Europa y EE. UU. (1-3%).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ofrece una información actualizada acerca del número de casos y muertes a través de su página web: https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/situation-reports.
El 80% de los casos identificados presentan un cuadro leve y un 20% puede tener manifestaciones clínicas más graves, en la mayoría de estos casos los pacientes presentaban enfermedades de base como hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes o enfermedad respiratoria crónica.

En España, los datos son actualizados diariamente por el Ministerio de Sanidad https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/situacionActual.htm.

Efecto del SARS-CoV-2 sobre el embarazo

Existen muy pocos datos disponibles de embarazadas afectas de COVID-19, pero parece que las embarazadas no son más susceptibles de infectarse por coronavirus, de hecho, este nuevo coronavirus parece afectar más a hombres que a mujeres.

Chen y cols. han publicado (12 de febrero de 2020) una serie de 9 casos de infección por SARS-CoV-2 en mujeres embarazadas de tercer trimestre.

Zhu y cols. (10 de febrero de 2020), una serie de 9 casos de infección por SARS-CoV-2 en mujeres embarazadas de tercer trimestre.
De estas dos publicaciones podemos extrapolar, con la máxima precaución, dado el número limitado de casos, que:

• La neumonía en las pacientes embarazadas no parece ser más grave que en el resto de los grupos de población.
• No hay evidencia de la transmisión intrauterina del SARS-CoV-2 en mujeres que adquieren la infección durante el tercer trimestre de embarazo. Además, el SARS-CoV-2 no se detectó en el líquido amniótico ni en el cordón o la placenta.
• La infección perinatal por SARS-CoV-2 puede tener efectos adversos sobre los recién nacidos, como pérdida del bienestar fetal, parto prematuro, distrés respiratorio, trombocitopenia acompañado de alteración de la función hepática e incluso muerte.

Mecanismo de transmisión

Se ha demostrado la infección persona-persona por gotas respiratorias y contacto directo con secreciones respiratorias de forma similar al virus influenza. Al toser o estornudar se exhalan gotitas que se inhalan por los contactos cercanos (menos de 2 metros). No está claro si también se puede transmitir por fómites o si la transmisión fecal-oral también es posible.

Síntomas

El COVID-19 se puede manifestar con síntomas semejantes a un resfriado común hasta un cuadro de insuficiencia respiratoria grave e incluso la muerte.

Las manifestaciones clínicas más frecuentes incluyen fiebre, tos, mialgia, cefalea, diarrea y dolor abdominal. Muy parecido a la gripe. La mayoría de los casos presentan síntomas leves.

En casos más graves, la complicación más frecuente es la neumonía, dificultad para respirar, fallo renal e incluso la muerte. Los casos más graves generalmente ocurren en personas de edad avanzada o que padecen alguna enfermedad crónica, como enfermedades del corazón, del pulmón o problemas de inmunidad.

En un 17-29% de los pacientes hospitalizados el cuadro puede evolucionar a SDRA.
SI presenta síntomas leves no debe alarmarse. Llame al teléfono 900 300 555 y siga las instrucciones que le indiquen.
Según los datos disponibles de 18 embarazadas infectadas por SARS-CoV-2, todas se infectaron en el tercer trimestre del embarazo y todas mostraron cuadros clínicos semejantes a la clínica de los adultos. De estas 18 embarazadas, 16 dieron a luz por cesárea y los recién nacidos no mostraron infección por SARS-CoV-2.

Efectos sobre las Embarazadas

No hay datos científicos sobre la susceptibilidad de las mujeres embarazadas al virus. El embarazo Implica cambios en el sistema inmunitario que pueden aumentar el riesgo de contraer infecciones respiratorias virales, Incluido el SARS-CoV-2. Se recomienda, incluso para las mujeres embarazadas, tomar medidas preventivas normales para reducir el riesgo de infección, como lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con personas enfermas.

En un informe de la Organización mundial de la Salud del 16-24 febrero 2020 sobre esta epidemia en China, se informa de 147 gestantes Infectadas o con sospecha de Infección y solo un 1% de ellas se las catalogó como en estado crítico. Estas cifras son similares a las no gestantes.

Efectos sobre el Feto

No hay datos en relación con el SARS-CoV-2. De los 18 recién nacidos de madre con COVID-19, no mostraron infección por SARS-CoV-2.

Medidas a tomar

Quedarse en casa es una gran medida. Seguir las recomendaciones oficiales sobre este punto que es fundamental.

Lo más Importante es lavarse las manos con regularidad cada vez que esté en contacto con alguna persona, toque mesas o mostradores, toque asideros, toque superficies, y tan pronto como llegue a casa o a su trabajo y cuando salga de casa y del trabajo.

Tocarse la nariz, ojos y boca luego de haber estado en contacto con una superficie contaminada es otra vía de contagio.

No se debe compartir cubiertos, vasos, toallas, etc.

Mantenerse alejado de las personas a una distancia de 2 metros.

No abrazarse, no darse la mano.

El procedimiento de limpieza y desinfección de las superficies y de los espacios en contacto

Existe evidencia de que los coronavirus se inactivan en contacto con una solución de hipoclorito sódico (lejía) con una concentración al 0,1%, etanol (alcohol 60⁰-70⁰) al 602-70% o peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al 0,5%, en un minuto. Es importante que no quede humedad en la superficie, hay que dejar secar.

Finalización del embarazo

Los datos que tenemos son muy escasos y obtenidos en China en circunstancias muy difíciles. Tendremos que individualizar cada caso. La decisión depende sobre todo del estado de la madre, de las condiciones obstétricas y de lo que personal sanitario y ustedes decidan tras sopesar las opciones.

El Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Reino Unido (RCOG) y las autoridades italianas, por ejemplo, recomiendan la individualización de cada caso y que la toma de decisiones se consensue con la madre.
En nuestro país ya se han asistido partos por vía vaginal en embarazadas con COVID-19.

En lo que todos los expertos están de acuerdo es que en caso de estado grave de la madre es preciso acabar la gestación por la vía más rápida y está forma suele ser la cesárea.

No hay evidencia de que la analgesia o anestesia epidural o espinal esté contraindicada en presencia de coronavirus. Por lo tanto. el RCOG recomienda la analgesia epidural antes. o precozmente en el parto, a mujeres con sospecha o confirmación de COVID-19 para minimizar la necesidad de anestesia general si se necesita un parto o cesárea urgente
Se dará cuenta que el personal que atiende al parto lleva unos trajes de protección muy aparatosos. Estos trajes son incómodos para ellos, por favor tenga paciencia y colabore.

Usted tendrá que llevar probablemente una mascarilla como la que nos ponemos en el quirófano para evitar transmitir virus.

El control del feto intraparto debe ser continuo por lo que habrá un sistema de sensores en su abdomen todo el tiempo y por ello formas alternativas de parto como el parto en el agua o dilatar sobre un balón no serán posibles. En función de su estado le mediremos la oxigenación de su sangre de manera continua con un sistema externo.
No hay una recomendación en contra de que haya un acompañante con usted, pero esto puede cambiar en función de cada centro.

El resto de las exploraciones y procedimientos durante el parto o cesárea serán los mismos.

Lamentablemente no podremos poner a su hijo sobre usted tras el parto y el servicio de neonatología deberá explorarlo nada más nacer. Ellos también estarán vestidos con trajes protectores. No podrá tener contacto con él bebe hasta que los médicos entiendan que es seguro.
Para reducir el riesgo de transmisión vertical, se recomienda el clampaje inmediato del cordón umbilical y evitar el contacto piel con piel.
Aunque hasta el momento no se ha detectado el virus en la leche humana, las recomendaciones de la Sociedad Española de Neonatología desaconsejan la lactancia materna en pacientes con COVID-19. Si bien se puede extraer la leche y descartarla para reiniciar la lactancia una vez superado el cuadro. Siga las recomendaciones de sus pediatras.

El documento de consenso para la prevención y el control de la infección perinatal por el SARS-CoV-2 publicado recientemente por un grupo de expertos chinos recomienda a las madres con sospecha o diagnóstico de infección por SARS-CoV-2 que no realicen lactancia materna hasta que sus madres y la leche den negativo para la infección.

Atender un parto en una gestante con COVID 19 o cualquier enfermedad altamente contagiosa por vía respiratoria es algo muy poco habitual. Por ello le pedimos que tenga paciencia con el equipo obstétrico que la atiende. Deberá entender que hay muchas decisiones complejas que se han de tomar a la vez siempre con el objetivo de preservar su seguridad, la de su hijo y la del equipo sanitario.

Maduración pulmonar con corticoides

El uso de corticoides para la neumonía asociada al SARS-CoV-2 no parece adecuado, puesto que retrasa el aclaramiento del virus como el MERS. Sin embargo, el uso de corticoides para la maduración pulmonar fetal puede utilizarse, siempre de acuerdo con el equipo multidisciplinar que atienda a la paciente embarazada.

Alta hospitalaria

El alta de la madre debe seguir las indicaciones de alta de cualquier persona infectada por COVID-19.

Para los bebés con pruebas pendientes o con resultados negativos, los cuidadores deben seguir las precauciones generales para evitar la infección del recién nacido por COVID-19.

Por ultimo

Queremos transmitirles CALMA, nuestras consultas permanecerán abiertas para asistir a los controles obstétricos, monitorización y dudas para evitar vuestra asistencia a urgencias. Los controles ginecológicos serán reprogramados.
Hay preparado un protocolo de actuación en el Hospital Vithas Nisa Rey Don Jaime para que la paciente embarazada sana en trabajo de parto tenga un circuito distinto a los pacientes con sintomatología COVID19. Todo ello ayudara a continuar con la calidad y la seguridad asistencial que os merecéis.
Necesitamos que conservéis la calma, paciencia y si es necesario acudir al Hospital, hacerlo solamente con 1 acompañante. No se permitirá la entrada de más de un acompañante.


Dr. Mariano Ángel Gonzalo García, Presidente de AGOC
Dra. Stella Maris Costa Bilotta, Tesorera de AGOC
Dra. Sandra Viviana Ortega Wilkes, Secretaria de AGOC
Mensaje para Embarazadas Sintomas de Covid19 Detener la propagación del virus